Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

martes, 25 de diciembre de 2012

Una pequeña reflexión navideña.


Seguir una tradición.


La Navidad es época de felicidad, de encuentro, de gozo, de amor, de paz, de sentimientos, de solidaridad. Siempre les he inculcado a mis hijos que lo más importante de la Navidad es estar juntos, en paz, en armonía; y es un gran momento para celebrarlo con la familia,  pero para otras personas son de tristeza, porque hay personas solas en sus casas, en hospital, en un centro geriátrico  trabajando lejos de la familia y la soledad siempre va acompañada de la tristeza. Para unos el día 24 sea una noche más, noche de acostarse temprano, noche de bullicio o salir de fiesta.

Para mí no es una noche más, no debemos permitir eso y debemos atrevernos a encontrar el espíritu navideño dentro de nuestros corazones y recordando nuestra niñez porque es allí donde está. La familia debe estar siempre unida , y nuestro pequeñines para que no se pierdan y el día de mañana, ellos también las transmitan ese día tan señalado cristianamente.