Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Estudio o rezo?-Maria Teresa Martinez Vallvey


De enfermera a monja

María Teresa Martínez Vallvey renuncia a su puesto de enfermera en el Hospital de Navarra y su acta de concejal en Berrioplano para ingresar como monja en la orden de las Misioneras de la Caridad.

Foto exclusiva de diariodenavarra.es

Permitame decirle cuatro lineas Maria Teresa,tiene ud.esa lucidez creativa y cálida que se atreve contradecir las certezas de quienes creían conocerle perfectamente y usted desembrolla las lineas de su futuro.Le proporciona esa divina sorpresa de sentirse a responder a su llamada:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             "Habla Señor, que tu siervo escucha."



Cuenta Maxim Gorki la historia de un pensador ruso que pasaba por una etapa de cierta crisis interior y decidió ir a descansar unos días a un monasterio. Allí le asignaron una habitación que tenía un cartelillo sobre la puerta en el que estaba escrito su nombre. Por la noche, no lograba conciliar el sueño y decidió salir a dar un paseo por el imponente claustro. A su vuelta, se encontró con que no había suficiente luz en el pasillo para leer el nombre que figuraba en la puerta de su dormitorio.

Fue recorriendo el claustro y todas las puertas le parecían iguales. Por no despertar a los monjes, pasó la noche entera dando vueltas por el enorme y oscuro corredor. Con la primera luz del amanecer distinguió al fin cuál era la puerta de su habitación, por delante de la cual había pasado tantas veces a lo largo de la noche, sin advertirlo.

Aquel hombre pensó que todo su deambular de aquella noche era una figura de lo que a los hombres nos sucede muchas veces. Pasamos por delante de la puerta que conduce al camino que estamos llamados, pero nos falta luz para verlo.

Por eso, saber cuál es nuestra misión en la vida es la cuestión más importante que debemos plantearnos cada uno, y que podemos plantear a quienes queremos ayudar a vivir con acierto. La vocación es el encuentro con la verdad sobre uno mismo. Un encuentro que proporciona una inspiración básica en la vida, de la que nace el compromiso, el cometido principal que cada persona tiene, y que quien es creyente percibe como los planes de Dios para él. La vocación incluye todo aquello que una persona se ve llamada a hacer, lo que da sentido a su vida;hay que existir para sí antes de poder existir para los demás,porque la vida nos desaloja de todos nuestros refugios.
Con su permiso, permitame llamarle Hermana Maria Teresa y decirle mi enhorabuena,felicidades y que Dios le guarde por muchos años.
Cor unum (Un solo corazón)