Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

viernes, 30 de julio de 2010

Desear...

Es una bendición tener padre y tener madre. Entre los cristianos, hay muchos jóvenes que no tienen alguno de ellos, o a ninguno. Sin embargo, hay consuelo al saber que "el Señor es padre de huérfanos y defensor de viudas en su santa morada", y "Dios hace habitar en familia a los desamparados" (Salmo 68:5-6).
Hoy en nuestra sociedad existe una verdadera crisis del matrimonio.Pero nadie podrá negar que,al tratar del matrimonio,hablamos de una de las cosas más sagradas del hombre: el amor.
El inactivo tiende a caer en el pesimismo y en el aburrimiento;sólo hay felicidad en la acción y en la voluntad.Si hay que esperar la felicidad de brazos cruzados mal vamos,no llegará nunca.
Tampoco hay que hablar de penas,porque éstas se multiplican como panes y si buscamos razones para estar triste,acabaremos inventando toda una filosofía de la desdicha.


Hay que recuperar el sentido verdadero de lo que es  y lo que exige el "amor" por parte de los que se unen en matrimonio.No podemos quedarnos cómodamente tranquilos en el amor del primer día.Porque éste,cuando no crece en extensión e intensidad,acaba apagándose y muriendo en la soledad.Si el amor está vivo y es real,debe ir continuamente y desarrollándose.
Quiero reírme hoy a uno de los temas en los cuales es posible detectar una gran desorientación.Es la prohibición de los toros en Catalunya y legalizar el aborto (La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha dado un ejemplo de cómo entiende la disposición del ánimo que mueve a dar uno lo que se merece.)
Foto escogida del blog La hoja de arce
Proverbios 17:6

La corona de los viejos son los nietos,y la hermosura de los hijos son sus padres.