Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

viernes, 25 de junio de 2010

Hasta siempre Kike.

¿Qué se puede decir a la pobre madre que ha perdido lo que más quiere en la tierra?


No tengo palabras,simplemente dar el pésame y acompañar su sentimientos y lo demás sobran palabras.Decirle algo más es agobiarla y no es el momento de preguntar como,de que manera y porque.
Hace una semana (14/VI/10) justamente estaba en la portería debajo de mi casa,de repente entra David entra rápido sin decir nada subiendo las escaleras de dos en dos,y no hay tiempo para esperar el ascensor.
Yo hice lo mismo subí por las escaleras hasta llegar a casa de mi vecina y me encuentro a su hermano tumbado en el suelo de un infarto.Intentemos reanimarlo hasta que apareciese la ambulancia,que tardo unos veinte minutos.Lo reanimaron con un Desfibrilador  se lo llevaron al hospital.Que momentos de angustia,de dolor,de tristeza.Toda la semana preocupado por su vida y no hay manera de que de señales de vida.Hoy día 25/VI/10 me dan la triste noticia de su  fallecimiento a sus 32 años.
No hay nada que nos pueda destruir más que la muerte de un ser querido,sobre todo si se trata de un hijo de una vecina muy querida en mi bloque.La herida de dolor que se abre es muy difícil de sanar y más la perdida de un hijo.La muerte es la última prueba a que se ve sometida en la existencia de nuestra fe.
La verdadera muerte no es morir,sino dejar de creer,dejar de crecer,dejar de crecer,dejar de nacer... ¡Y eso puede ocurrir a cualquier edad! El que dijo: Yo soy la vida,el que cree en mí,aunque esté muerto vivirá. (Jn.11:25). Te espera para estrecharte en sus brazos querido amigo Kike.


.