Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

viernes, 15 de enero de 2010

Comprender el amor de mis hijos.


Nadie posee el amor,nadie lo alcanza todo entero.Si que el amor existe.Yo tiendo hacia ello,y si que me acerco o me alejo de él;pero en ningún momento soy su propietario.
Somos tan esclavos que nos creemos libre,tan sordos que creemos oír,tan ciegos que nos creemos ver,¡tan muertos que nos creemos vivos!.
Superar el día a día de nuestras ocupaciones,trabajo,ocio y familia es un logro.

Como padre y también en nombre de mi mujer comprendemos que los tiempos cambian,que las formas de convivencia se alteran durante el paso del tiempo,que algunas de nuestras viejas costumbres no significan nada para nuestros hijos.Comprendo que caeré en cuenta de la edad que tienen mis hijos,de su temperamento,de su sexo,de su capacidad física,intelectual y moral,de su ambiente,etc,etc...


A ellos les toca comprender;acaso en mayor escala.Ellos deben comprender que nosotros pertenecemos a otra generación,que es lógico que tengamos gustos y criterios en muchas cosas secundarias;que tuvimos diversos maestros que tenían distinta edad más mayores,que fuimos sometidos a otra disciplina y otra manera de vivir,que damos valor a otras formulas externas.
Haremos generosos esfuerzos para comprender y respetar esos valores del pasado,aun en el caso de que no se crean obligados a seguirlos si no lo impone Dios ni está establecido socialmente.Si esta compresión mutua existe,el amor será una conquista y una realización auténtica..