Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

domingo, 28 de junio de 2009

Trabajar (lo justo) para vivir.

 
Divertirse es una palabra simpática;a nadie le cae mal,aunque cada uno la interprete a su manera.divertirse es apartarse;es descansar de una ocupación;cambiar de tarea.Es distraerse;fijar la atención en otra cosa.es recrearse;volverse nuevo ,ponerse a tono y como se dice normalmente: "recargar las pilas".
De ahí que  "divertirse"  se haya convertido en sinónimo de pasatiempo ameno y agradable para el cuerpo o para el espirítu;de pasarlo bien.De ahí pasó más tarde a significar una necesidad imperiosa del hombre,asociada unas veces al necesario descanso y otras a la simple búsqueda de todo placentero.por este camino,cuando las normas morales no existen,llega a convertirse frecuentemente la diversión en sinónimo de pecado para muchas gentes.Pero...

La norma cristiana consiste en ser señor y dueño.En no ser esclavo de nada;en no atarse a un lazo como una necesidad sin la cual no se puede vivir.Saber mandar: en la diversión que se acepte,en el tiempo que se le dedica,en la compañía que se escoge,el dinero que se gasta,etc.Es la de crear diversiones sanas.Manteniendo como norma el que las diversiones sean mixtas,como es la vida;sin ver peligros en cada rincón,acostumbrando al trato sano,del que han de nacer matrimonios cristianos.Que se diviertan todos con la bendición del Señor;de otro modo,lo haran con alegría para el diablo.
La felicidad no se encuentra ya en la profesión,sino en el amor.No quiero vivir para trabajar,sino trabajar (lo justo) para vivir.
Querer amar y ser amado: nada hay más natural ni más fácil  seguir la inclinación del corazón.