Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

miércoles, 18 de marzo de 2009

Todo es posible para quien cree

La vida es cruz y hay que sufrir por ella,y ahí está el verdadero amor.El trabajo debe saber siempre a mortificación y con sacrificio.Pues debemos estar sacrificadas por Jesús.Con El en la cruz y mirarle,mirarle.
¿Seré cobarde?¡No! Ella es mi mayor distintivo "in hoc signo vinces" con este signo vencerás.Por pesada que sea,debo amarla,abrazarme con ella con afecto.El afecto lo debo tener en la cruz en mi propia carga; Dios es quien regulariza el peso del que la lleva con fe viva,con confianza firme y con amor intenso.Jesús es el cirineo del hombre.
Aunque la cruz es sacrificio incruento,no se trata de una simple representación,sino de una realización nueva y misteriosa de lo que acontenció en el calvario,es el centro de la vida cristiana.Por medio de este sacrificio se adora,se piden beneficios,se dan gracias,se sastiface por los pecados.
Pues entonces todo resulta posible. ( Todo es posible para quien cree).