Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

lunes, 9 de febrero de 2009

No es bueno abominar de las tinieblas,sino encender la luz

Es preciso contribuir a crear una política en la cual se ayude a cada uno de nosotros a encontrar el verdadero camino.Y quienes lo hayan equivocado deben hacer esfuerzo de adaptación,entregándose al servicio de los demás como una hermosa contribución a la construcción de un partido mejor.Aceptar la responsabilidad de la propia vocación y colaborar a que todos respondan al propio llamamiento,es deber de cada uno de nosotros.Por encima de los criterios de "arriba",de las opiniones de los afiliados,es preciso que cada uno  de nosotros mismos de hoy esté en su sitio.

¿Que ocurre si se eliges mal?

La buena elección puede verse imposibilitada por diversos factores.Puede ser culpa tuya,de tu familia,de la sociedad,del partido.Tú no te engañes,no elijas por motivos secundarios y egoístas,sino de acuerdo a tus cualidades y a lo que has entrevisto que Dios quiere de ti.No toleres que tu familia te imponga un camino para el cual no estás llamado,lucha por lo grar tu sitio cuando lo hayas visto claro.Y cuando los afiliados impida tu vocación por estar mal organizada,por no conocer prestigio y renumeración a tal tarea...,mide tus fuerzas.Y si el llamamiento es cierto,lánzate por ese camino.Habrá dificultades,pero llegarás.
No elegir bien trae fatales consecuencias.El que está mal vocacionado es un inadaptado,se sentirá siempre como un condenado a trabajos forzados en algo que no se le agrada.Tendrá la obsesión permanente de la evasión,de cambiar de ambiente y de compañía...Y será uno más de tantos rebeldes sin causa que crean un permanente malestar social,aun  en el partido donde los afiliados estén debidamente conducidos.
La postura negativa y necia llevaría a criticar las ilusiones o renegar de lo nuevo y la positiva conduce a aceptar,a orientar posibles caminos como los quieren nuestros compañeros afiliados que son la base de nuestro partido.

Sursum corda!, "Alzad vuestros corazones"