Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

lunes, 1 de diciembre de 2008

Ser persona con un poco de cultura.


Cultura,cultivarse y cultivar a los demás es la única manera digna de ser persona y de ser un buen cristiano.Abandonar la cultura de la persona total es disponer las cosas de manera que el desprestigio nuestro recaiga en desprestigio de Jesús Nuestro señor,y eso no debe ocurrir jamás.
Pero hay que saber qué se entiende por cultuta y cuales son las maneras de lograrla y los medios más eficaces;que relación liga a los católicos con la cultura;que peligros la amenazan y como debe comunicarla.
La linea de actuación humana se compone de tres cosas: conocer,amar,realizar.
El ambiente actual exige sobre todo realizaciones,pero eso implica un perfeccionamiento interior suficiente y un saber adecuado.Y eso que la filosofía antigua decía que nada se puede amar si no se conoce.Gracias a Dios,en todo hombre reside un profundo deseo de saber,de progresar y de perfección;por ello la cultura es considerada como una de las más legítimas aspiraciones humanas que trata de abrirse paso  y elevarse a través de la historia.Tal vez hay una relación directa entre la capacidad de la persona y el mundo que nos rodea,ese deseo inicial de saber y progresar se puede desarrollar y dando siempre,dando todo y dando a todos.
También esa tendencia puede malearse por un falso afán de saber y una curiosidad malsana que conduce a la frivolidad y al mariposeo intelectual.
Así se encuentran frases,articulos,que todo lo mariposean y en todo meten la nariz;con una falta de solidez,con ciencia que atiborra...,a las que suele acompañar la presunción más inaguantable.
A veces se llama a  la persona culta por ser educada y cortés;a quien posee buenas maneras sociales y se conoce al dedillo.
Una auténtica cultura no puede confundirse con profesionalismos,con amplios conocimientos exclusivamente técnicos o teóricos.Debe abarcar todo lo que es la persona,como ser racional y libre.En resumen: un mejoramiento de toda persona humana.