Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

sábado, 19 de julio de 2008

Cansados de idealismos místicos

Ya estamos cansados de idealismos místicos y poéticos,que nada conducen más que una vaga admiración de la verdad,si a tanto llegan.A la Iglesia,como a Dios,se le ha de servir spiritu et veritate,"en espíritu y en verdad";cogitatione,verbo et opera,"con pensamiento,palabra y obra".El problema actual,en que anda revuelto en nuestro país,es brutalmente práctico con toda la propiedad del adverbio subrayado.Más que con razones,pues,se ha de resolver con obras,que obras son amores y no buenas razones,dice el refran.No es principalmente la cháchara liberal lo que ha trastornado este país socialista/comunista,sino el trabajo eficaz y práctico de los sectarios del laicismo liberal.Con la mano más que con la lengua se ha destronado a Dios y al evangelio de su social soberanía de XX siglos;con la mano mas que con la lengua se los ha de volver a colocar a su trono.Las herejías puramente teóricas y doctrinales han dado poco que hacer a la iglesia de Dios:más le ha servido al error el brazo que blande la espada,que la pluma que escribe falsos silogismos.nada hubiera sido Arrianismo sin el apoyo de los emperadores arrianos;nada el prtestantismo sin el favor de los principes alemanes deseosos de sacudir el yugo de Carlos V;nada el Anglicanismo sin el de los lores ingleses cebados por Enrique VIII con los bienes de los calbidos y monasterios.Urge,pues,oponer a la pluma,la pluma;a la lengua,la lengua;pero principalmente al trabajo,el trabajo;a la acción,la acción;al partido,el partido;a la política,la política;la espada (en ocasiones dadas),la espada.

Así se han hecho siempre las cosas en el mundo,y así se harán hasta el fin de él.
Esto escuece naturalmente a ciertos paladares estragados por salsas mestizas,pero es incontestable.El Catolicismo y el Laicismo Liberal son sistemas de doctrinas y de procedimientos esencialmente opuestos.Las personas y los partidos (salvo en ellos error de buena fe) en tanto son católicos por su doctrinas,en cuanto no profesan idea alguna anticatólica,y es clarisimo que profesarán doctrina anticatólica siempre y cuando conscientamente profesen en todo o en parte alguna doctrina liberal.Decir,pués: Tal partido liberal o tal persona conscientamente liberal no son católicos,es fórmula tan exacta como decir:Tal cosa blanca no es negra.Es simplemente enunciar de un sujeto lo que lógicamente resulta de aplicarle el principio de contradicción: Nequit idem simul esse et non esse: "No puede algo ser y juntamente dejar de ser".Venga,pues,acá el más pintado liberal y digamos si hay en el mundo teorema de matemáticas que concluya mejor que este: No hay más partido perfectamente católico que un partido que sea radicalmente antiliberlal.