Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

domingo, 4 de mayo de 2008

Como ere Jesus de Nazareth


Yo siempre he deseado saber cómo era Nuestro Señor Jesus de Nazareth ,leer los evangelios para conocer su psicología,los rasgos esenciales de su manera de ser,que constituyen un verdadero misterio para nosotros,ya que corresponden a alguien que,siendo hombre,es mucho más;en quien no se realizan las leyes por las cuales clasificamos a los demás mortales.

No puedo determinar con acierto y seguridad absoluta la figura humana de Jesús.Pero buscando información,datos esenciales que corresponden a la realidad,basados en la Sabana Santa,tal como fue fotografiada por Segundo Pía el 28 de mayo de 1898.El positivo que en la película apareció era el resultado del negativo fotografiado en el lienzo,debido a las combinaciones físico-químicas y a las reacciones provocadas por el sudor y por los productos utilizados para embalsamar su cuerpo.De todos modos,para conocer a Jesús es imprescindible siempre la lectura continua del Evangelio,la meditación y el amor;solo así tenemos el conocimiento de lo que El era.

¿Como era?

la información que más o menos aproximadamente de su figura son:Talla 1.83;peso:85 kgs;cabellos:largos y ondulados de color negro;nariz:alargada,tipicamente judía;boca:de labios finos,más bien pequeña;barba:corta y partida en dos;tórax:de sobria conformación atlética;cintura:más bien estrecha.Da una impresión sobria y austera,fuerte y ascética.Parece dormido más que muerto.Y con una expresión que revela autoridad y dulzura compasión y energía.Y sobre todo,un solemne misterio.Porque era algo más que hombre.

Para mi Jesús no es solamente un maestro cuya doctrina es la más verdadera y hermosa de la historia;ni es simplemente un personaje santo y admirable al que se le recuerda y conviene imitar;ni algo que pasó y solo influye a través de lo que fue.
Jesús es ,sobre todo,una vida que hay que hacer propia,muriendo al propio yo para tener de alguna manera el suyo.Eso no lo pudo exigir ningún fundador de religiones;solo lo podía exigir Jesús...por que era Dios.

Hace poco que he terminado de leer un libro interesante os lo recomiendo se titula:La Hermandad de la Sabana Santa