Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

domingo, 20 de abril de 2008

Nuestro misterio


Jesús seguirá siempre siendo un misterio para todos nosotros.Que solo se desentraña por medio del amor y de manera definitiva por medio de la gracia convertida en "lumen gloriae".Pero este misterio inunda el mundo;se da ya aquí en otros aspectos.sobre todo,por el hecho de haber sido y seguir siendo el más amado y el más odiado de todos los hombres/mujeres.Se le odia gratuitamente, a muchos siglos de distancia,como si viviera hoy (por que vive hoy);y también se le ama.

Nada ni nadie ha sido tan besado como un crucifijo.Pero Jesús será siempre triunfador.Hoy deja su triunfo en nuestras manos y no comprendemos cómo es posible que la mayoría de las personas mueran sin conocerlo y sin amarlo,si vino expresamente para ellos.Nos da sus talentos,que a veces no explotamos o no difundimos bien.Hay que hacerse cargo de esta misión;hacer que ese misterio sea solo de amor y no de odio entre nosotros.

Cada cristiano debe saber que su actitud no es creer en Jesús;admitir sus doctrinas para tenerlas reservadas como un armario.se debe hacer mucho más:creer en Jesús:su doctrina y su persona,entregarse a El,confiar en El,actuar como El y mantener sus criterios,aunque al mundo no le gusten.Entonces el hombre/mujer sería más hombre/mujer y la vida más feliz.
Jesús pudo salvarnos con solo una sonrisa,pero nos salvó con una cruz que es la culminación de toda su vida redentora.
En la iglesia y por la iglesia el hombre/mujer se une a Jesucristo Salvador,al cual debe configurarse cada cristiano.Jesús es el eje de la historia del mundo y de la vida de cada hombre/mujer;sin él nada tiene sentido y ante él no puede haber neutrales.

Dios nos guarde.