Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

lunes, 21 de enero de 2008

Padre ,por favor ¿me lo puede bendecir?



Los católicos (incluido yo) nos encanta que nuestro sacerdote y diáconos nos bendiga,así como ciertos artículos personales por ejemplo:la casa,el auto,los animales(San Antonio Abad),y más frecuente pedir la bendición de valor religioso como:rosarios,crucifijos,etc
..
Este verano en el pueblo de mi mujer como cada año vamos al Santuario de la Virgen de los Santos y ahí mi mujer me regaló una pulsera que este año se lleva puesta.(llevan unos santos) y allí estaba el cura que le dije que me bendecíera la pulsera.

La bendición sacerdotal es un modo de mostrar nuestra gratitud a Dios por darnos su gracia divina y,al mismo tiempo,el poner estas cosas bajo su cuidado protector.


De este modo,casi cualquier cosa puede ser bendecida,siempre y cuando su uso tenga un propósito moral y no vaya a ser vendido.Las bendiciones no tienen propiedades mágicas,pero la bendición sí cambia al objeto convirtiéndolo en un sacramental,es decir,en recordatorio de la gracia y la generosidad de Dios,que cuando es usado junto a la oración,atrae la bendición de Dios sobre quien lo usa.

Cada vez que un sacerdote bendice alguna medalla,rosario o una cruz,èl realiza la señal de la cruz sobre el objeto con su mano derecha y lo rocía con agua bendita,luego de haber pronunciado la oración de bendición.

El agua bendita le recuerda que el articulo bendecido ha sido reservado para uso sagrado en la oración por lo cual no se debe usar con fines profanos(no religiosos).

El mejor recuerdo que tengo es la bendición del Santo Padre Juan Pablo II ,una bendición hecha a mano por las Hermanas religiosas del vaticano y bendecido por el Santo Padre .Y gracias a unas Hermanas Misioneras.

Cáritas christi urget (El amor de cristo nos empuja)