Alter-ego™

Todos los derechos reservados. © Copyright Anno MMVII
"la ignorancia de Dios,proviene de la ignorancia de uno mismo".

domingo, 18 de noviembre de 2007

Vita via est (la vida es un camino) No perdamos la Fe

En muchas familia la primera dificultad es la falta de comunicación.La sociedad moderna y cosumista nos ha modificado fuertemente la convivencia familiar.El trabajo es cada vez más estresante y vamos a contra reloj ,cada vez más rápido.
Cuando llegamos a casa la comunicación es muy pobre.La vida actual,su ritmo agitado y su dispersión dificulta la comunicación.

Las familia viven hoy más separados que nunca a causa del trabajo de los padres,los estudios de los hijos y las diferentes diversiones del fin de semana.Y cuanto,por fin,se encuentra todos junto,la televisión impone la ley del silencio,y si no"estoy cansado cuando llego a casa no tengo ganas de hablar"."La televisión no nos deja ni cenar juntos" y no tenemos tiempo para hablar con calma con los hijos,es imposible compartir la fe.
Es importante,por otra parte,aprender ver críticamente los programas valorando lo positivo y desenmascarado lo falso,partidista,inmoral o antirreligioso (por desgracia esta ocurriendo).
Es inútil hablar de fe en la familia si no se dan en el hogar unas condiciones básicas.
Que los padres se quieran y que los hijos sepan que se quieren,es importante el efecto de los padres hacía los hijos.Dedicarles tiempo,interesar por sus cosas,los deberes del colegio,como le vá.etc.etc que vean que ponemos interés en ellos.
Tenemos que ser modelos de indetificación para que se sientan queridos y les dediquemos tiempo para ellos,sé que es complicado por que los trabajos de hoy en día son como he dicho antes la vida del hogar ha cambiado;todo se ha hecho más difícil y poco a poco,hemos ido abandonado la oración fámiliar y la individual.
En la nuevas familia pocas son las que rezan,la excusa de que parece algo forzado,que si son muy pequeños o demásiado crecidos o es difícil encontrar el momento de estar solo.
Para enseñar a orar,basta decirle al hijo cada noche "rezar".Esto puede crear en él algunos hábitos,pero enseñar a orar es otra cosa.
Se trata de una experiencia que el niño ha de descubrir y aprender de nosotros,los padres.
Si nos ve rezar sin prisas,quedarse en silencio,el niño lo capta y aprende.
Hay padres,en general,se preocupan mucho por la formación académica de sus hijos por las circunstancias que pueda tener para su futuro."Lo mejor para mi hijo",yo también lo deseo.Sin embargo,no se da la misma importancia a la educación Cristina de la fe.

Nosotros los padres tenemos que ser conscientes de que el mundo de nuestros hijos es absolutamente distinto de que conocimos.
Ha cambiado el estilo de vida,valores,la sensibillidad cultural,los criterios.Los hijos son de la época cultural.
Y también el uso del dinero es otro aspecto importante para la educación cristiana en una sociedad consumista.

Es imposible para el hombre de Hoy Ser Cristiano, pero lo que es imposible para nosotros no es imposible para Dios.